EMOCIÓNATE CREANDO – 15€

1850011Ana Piera

ISBN 978-84-616-8421-2

Págs. 175

Manual de apoyo en: Educación emocional y para la Creatividad

Recursos, juegos, actividades y dinámicas de grupo

Este manual aborda recursos, ejercicios, juegos y dinámicas que se podrán utilizar para conseguir que los niños/as se desarrollen con una personalidad firme y saludable. Se remarcan técnicas para una expansión de la consciencia y un mayor autoconocimiento.
Este manual servirá de guía, es una ayuda útil para quien pretenda enseñar a “sus niños y niñas” a desarrollar competencias emocionales, para la creatividad y la felicidad, ya sea docente o familiar.

INTRODUCCIÓN

El objetivo que subyace tras la metodología de esta labor diaria con nuestros niños y niñas, no sólo es proporcionar orientación, ejercicios, expansión, positivismo y pensamiento creador, sino que también es proporcionar un sutil estado de atención hacia los procesos internos más íntimos para lograr así el autoconocimiento. Desarrollaremos un “darse cuenta” de los procesos internos que cada uno genera en su mente, y conforman lo que experimentamos en nuestras relaciones, en el propio carácter, y por consecuencia también en el destino. Será preciso “ir hacia adentro” para identificar las emociones, poder comunicarlas de forma asertiva, y finalmente regularlas para una salud emocional y para la creatividad. Vamos a elegir desde donde queremos vivir, con una motivación personal elegida, sabiendo ser creativos para desarrollarla, y enriquecernos así como seres completos y satisfechos con nuestra vida, resultando una sensación de felicidad moldeada por uno mismo. Vamos a ampliar el grado de conciencia en los procesos emocionales que son expresados inconscientemente, para disponemos a expresarlos de forma elegida, consciente y voluntaria. Todo esto se logrará si introducimos en las aulas y en el ámbito familiar algunas técnicas que lo propician.
Conviene subrayar que la educación emocional y para la creatividad, construye el bienestar personal y social. Esto es fácil de decir, pero dificil de llevar a la práctica de forma efectiva, ya que requiere tiempo, dedicación, cambio de actitudes y entrenamiento para el desarrollo de las competencias. Para que todo esto funcione, se recomienda un trabajo en equipo entre el profesorado y las familias, y hay que potenciarlo con apoyo por parte de la dirección del centro escolar para fraguarlo.
Los docentes vamos a convertirnos en profesionales más sensibilizados y preparados para atender los aspectos emocionales de los niños. Y como contamos también con las familias, tenemos que ayudarnos a formarnos en competencias emocionales, para encaminarnos hacia cómo mantener mejores relaciones con los niños/as que educamos. Esto se puede hacer a través de un espacio en la escuela para las familias, con charlas, talleres, cursos, etc. Las competencias emocionales deben ejercerse en comunidad, y todos los miembros pueden contribuir a la educación emocional con su ejemplo. Ya que cualquier comportamiento va a ser educativo, o anti-educativo.
Para que los docentes puedan incluir en sus aulas las técnicas que propicien esta inteligencia emocional, es muy importante empezar con la formación del profesorado de forma vivencial, ya que es más fácil enseñar algo que hemos vivido previamente, además así enseñaremos desde el ejemplo, la mejor lección. Con una formación mínima como la que se ofrece en el blog a pie de página, se pueden introducir elementos de educación emocional y para la creatividad en la práctica docente. Este manual recoge técnicas que pueden utilizar tanto en las aulas como en el ámbito familiar, de esta forma unirán lazos afectivos con sus hijos/as.
Uno de los espacios en la escuela más apropiados para llevar a la práctica estos juegos y ejercicios que se van a proponer, es en la tutoría, aunque en cualquier momento que algún niño o niña se sienta mal, hay que preguntarle qué siente y si quiere contarlo, preguntarle qué podría hacer para sentirse mejor y si le puedes ayudar en algo. Si un niño o niña no se siente bien, no va a cooperar bien, además su nivel cognitivo descenderá y su nivel de confusión aumentará, por lo tanto, aunque no se esté en la clase de tutoría, permite parar la lección que estés trasmitiendo ese día para solucionar algún posible malentendido, gestionar la emoción, sentimiento o comportamiento, porque es más importante que los niños/as se sientan bien primero, y luego continuar con la lección del día, porque ese niño/a en un estado de confusión, no va a entender nada de lo que expliques si primero no resuelve sus asuntos internos. Por esto se recomienda introducir elementos de educación emocional en todas las áreas académicas.
La cuestión no es qué enseñamos, sino cómo lo enseñamos. Si educamos para que siga la armonía, entonces estamos educando para la felicidad, y por el contrario, si hay enfados, contrariedades, y se opacan las emociones, el niño/a se sentirá confundido/a. Lo importante no es tanto llenar las cabezas de contenidos, sino encender la llama de la motivación para continuar aprendiendo durante toda la vida. Esto significa motivar para que deseen seguir aprendiendo, lo cual es una forma de educación emocional.
Como queremos enseñar la inteligencia emocional para la creatividad y la felicidad de nuestros niños/as, es necesario que desarrollemos esa inteligencia en nosotros, ya que venimos de una educación que nos ha enseñado a reprimir las emociones; se mira con malos ojos a los niños que alborotan, o se les dice que no lloren, nos han enseñado que según qué cosas no deben hablarse, etc.
Los talleres presenciales que se ofrecen desde “Educar desde la Conciencia” para profesores y padres, son muy vivenciales, para que al mismo tiempo que trabajamos y aprendemos a nivel personal, luego sepamos cómo trasmitir a los niños y niñas esta inteligencia emocional, para la creatividad y la felicidad. Consideramos esencial que los padres también se formen en esta materia, porque si no se trabaja en conjunto tanto en casa como en la escuela, al niño/a le será más difícil asimilarlo, porque aunque trasmitamos unos valores en el aula, si en casa están viviendo otros totalmente opuestos, el niño/a puede confundirse.
Lo que “Educar desde la Conciencia” desea, y desde su humilde opinión, es que esta maravillosa iniciativa de “Emocrea” propuesta por la Consejería de Educación en Canarias, que incluye en las aulas el desarrollo de estas competencias emocionales, se expanda a otras provincias españolas y por qué no, al extranjero. Este manual pretende dar luz a ese espacio en las aulas donde se
quiere desarrollar esta inteligencia emocional y para la creatividad. ¡Por la felicidad de los niños! ¡Va por ellos!

 

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN GENERAL
METODOLOGÍA RECURSOS Y CONTENIDOS
•    Estrategias
•    Cuentos
•    Alfabetización de emociones y sentimientos
•    Comienzo del curso
•    Ejercicios de autoconocimiento
1. INTERIORIZACIÓN Y ESTADOS DE PAZ
•    Respiración
•    Yoga
•    Relajación
•    Visualización
•    Meditación
2. VIVENCIA EMOCIONAL
•    Conciencia emocional
•    Comunicación – Empatía emocional
•    Regulación emocional
•    Salud emocional
•    Afirmaciones positivas
3. CAMINOS HACIA LA CREATIVIDAD
•    Estrategias de pensamiento
•    Percepción
•    Innovación
•    Proyectos
Ejercicios para la autoestima
RECURSOS
CIERRE
CONTACTO

Libros que quizás puedan interesarle...