LA CIUDAD DEL VIENTO

1850051
LA CIUDAD DEL VIENTO
Ricardo Vázquez-Prada
ISBN 84-96219-43-7, 2005, 123 págs.
Colección Cantela nº 8
12 €

La ciudad del viento” es Ventjaloux, imaginaria población francesa a la vera de un gran río, el Ródano, a medio camino entre Valence y Avignon y con dos mil años de historia a sus espaldas. En ese escenario se desarrolla la acción de este libro. El meteórico ascenso y la brutal caída de un político fullero y sin escrúpulos, Jean-Marc Poilourd, un enloquecido happening en una sala de arte, el peculiar periódico local visto por dentro -desde ‘el vientre de la noticia’-, un adulterio en el que, en el momento álgido, se aparecen los Mandamientos a los amantes, un ataque de cuernos con un sorprendente final y la primera e histórica revolución de las gallinas -bajo el férreo liderazgo de Gertrud, carismática gallina marxista-, conforman la urdimbre de estos cuentos, cuyo humor se convierte a menudo en sátira desbocada y en ácido y muy corrosivo sarcasmo.

ÍNDICE
Ascenso y caida de Jean-Marc Poilourd
Buenas noticias desde Ventjaloux
¡Soy un hongo!
En el vientre de la noticia
Malas noticias de Ventjaloux
El sexto mandamiento
Por las calles de Ventjaloux
La rebelión de las gallinas

Ricardo Vázquez-Prada Oñoro nació en Barcelona en 1942. Es Licenciado en Derecho y en Periodismo. Desde 1969 está integrado en la redacción de “Heraldo de Aragón”. En 1990 vio la luz su novela “Tres de cuadrilla” (en libro que incluye otras narraciones de Ignacio Aldecoa y de Javier Aguirre); en 1997, “El genio del Moncayo”; en 1998, “Al otro lado del muro” y la biografía “Braulio Lausín, Gitanillo de Ricla, un león en los ruedos”; en 1999, la novela de serie negra “Maurice, sinfonía del ejecutor” y el libro “Toreros aragoneses”; en 2005, las novelas “Los inocentes de Ginel” -ambientada en la guerra civil española-, y “Un sendero entre las hayas”. Ha sido finalista en los premios de novela Salduba, Fundación Joselito y Hoteles Tryp. Es miembro de la Asociación Aragonesa de Escritores.

Libros que quizás puedan interesarle...